2/12/09

Víctimas y verdugos: piratas en Internet


Alberto Batania está sorprendido del revuelo que se ha montado a este lado del río Grande después de que Bartleby Editores hiciera pública denuncia de la sistemática y deliberada apropiación y difusión de los poemas incluidos en siete de nuestros títulos en uno de sus blogs (durante 20 meses). Setenta poemas (70) en el caso de la Poesía Completa de Sylvia Plath, 44 poemas de Sharon Olds extraídos de "Los vivos y los muertos" y "Satán dice" (el primero nuestro y el segundo de Igitur), más de una decena saqueados de los libros de Kapuscinski, Günter Grass, Robert Hass y hasta de Ana Rossetti.

Batania trabaja por la cultura. El carnicero por la carne. El pescador por la pesca. El panadero por el pan. El editor para ganar dinero. Y Batania por la cultura.

El pobre y buen samaritano, Batania, dice ahora que no era consciente de lo que hacía cuando subía 70 poemas de nuestro libro de la Plath a su blog (cosa que, como veis en su entrada de hoy, silencia): él trabaja a cambio de nada. Pues mira, lo que hacías te lo digo yo: estabas haciendo algo ilegal. Pero es más, te estabas apropiando del esfuerzo, de las horas de la madrugada, de los sábados y domingos escamoteados a las familias y los hijos de nuestros traductores. Te estaba apropiando de su trabajo. Claro, como tú lo haces "a cambio de nada" y los demás somos un perros que trabajamos por dinero, ya está: tú mismo te absuelves. Me gustaría saber lo que pensaría el trabajador por la cultura si mañana llegara alguien a su trabajo (¿trabaja Batania?) y le dijera a su jefe: "yo te hago el trabajo de Batania, pero gratis". ¿Le sonaría igual de bien trabajar "a cambio de nada"?

Ahora dice que ha borrado los contenidos birlados de nuestros libros de su blog, que no quiere ensuciarlo con el nombre de Bartleby, que le han llegado decenas de e-mails de apoyo, bla, bla, bla. Nos parece estupendo: Batania, tú te mantienes en la raya de la legalidad y nosotros nos mantendremos en la del respeto. Ambos límites te los has saltado tú solito.

Por último, os copio el mensaje que le escribí hace dos días para solicitarle que retirara los poemas saqueados. Vosotros podréis juzgar el tono y la respuesta del saqueador en la entrada de ayer de su blog:


"Hola, tío. Te repito mi felicitación por la presentación del sábado sobre la obra de Vuk. Mira, he estado curioseando por tu blog y he detectado algo que te pediría, por favor, que eliminaras. No puedes colgar 44 poemas de la Olds extraídos de "Los muertos y los vivos". Simplemente porque es algo ilegal. Los derechos de la edición en español los compramos nosotros y también los derechos sobre la traducción de Carlos Arribas y Juanjo Almagro. Una cosa es que cuelgues cinco poemas a modo ilustrativo de algo que te interese y otra que subas 44. Espero que entiendas mi inquietud."

Trabajar por la cultura no es copiar los contenidos generados por otros y difundirlos (con o sin ánimo de lucro) en tus blogs. Pintorrajear las paredes con algún verso (de otros), tampoco (creo). Respetar el esfuerzo, los riesgos y el trabajo de los demás no sé si es trabajar por la cultura pero sí, al menos, hacerlo por la convivencia con tus conciudadanos. Generar riqueza con un trabajo es, desde luego, más legítimo que ir por ahí de pillaje. Puedes crear los blogs que quieras y aprovecharte de lo desprotegidos que estamos los que sí arriesgamos en este trabajo pero ahora ya sabes que estaremos vigilantes de nuestros derechos legítimos. Cueste lo que cueste.

15 comentarios:

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Partiendo de la base de que lo que Batania ha hecho es ilegal, me da la impresión de que estáis sacando las cosas de quicio... ¿de verdad creeis que esto le quita algo a quien ha traducido el libro? ¿de verdad pensaís que si no se hubieran publicado esos poemas en un blog habriais hecho más caja?

Ya en el terreno de las descalificaciones personales ni entro, porque eso de "¿Trabaja Batania?" me parece tan lamentable y poco inteligente como la polémica en si.

Anticipo, eso si, que a quien me pregute por el libro de la Plath tengo intención de decirle "no te lo compres, yo te lo presto"... salvo que se esté planteando el préstamo como conducta delictiva, claro. ¿Le quitará eso de comer a los hijos de los traductores? Qué bonita imagen, tan próxima la Navidad... el malvado Batania arrebatando el pavo de sus boquitas.

En fin, las editoriales y su concepto de la cultura...

Carmen dijo...

Aquí el que de verdad está trabajando por la cultura es Pepo. Sin él no habría libros de Bartleby que copiar.

Por mi parte, mi apoyo a Pepo.

Carmen dijo...

Aquí el que de verdad está trabajando por la cultura es Pepo. Sin él no habría libros de Bartleby que copiar.

Por mi parte, mi apoyo a Pepo.

Cristina Morano dijo...

Apoyo a Barteleby rotundamente. Una cosa es colgar 2 ó 3 poemas que, incluso pueden funcionar como reclamo de un libro, y otra, colgar 40.
No opino así por el dinero del traductor, sino porque creo que cada blog debe generar sus propios contenidos, y en el caso de que nos guste lo de otros, colgar el enlace o la crítica correspondiente.

Cris

R.A.B dijo...

El post de Pepo sobre Batania y su exigencia de quitar los 44 poemas en el otro blog me parece legítimo, lo que no me lo parecen son las consecuencias que ha traído. Es decir, todo lo que llevo leyendo desde ayer y que llega a poner inclusive de mala leche. Gente agrediendo a otra, ciertas opiniones muy jugosas, y lo que es más triste: gente que llega a identificar la defensa por la cultura con la compra de un libro. ¿Acaso la cultura tiene por fuerza que adquirirse a través de una suma de dinero?¿No puede el/la bolsillo-vacío como yo, y como muchos de los que escriben aquí, tener acceso a una cultura gratuita, a un libro gratis?
Es decir, ¿tendría que dejar de ser eso una alternativa? No, por favor, pero pongamos un límite. 44 contra 70 es una suma demasiado alta.
Sin embargo tengo que ser honesta con mi conciencia, y a propósito de lo que decía Ricardo, ayer pensaba en los juglares medievales, esos portavoces de voces que no podían llegar a la gente de otra manera que no fuera a su través. Pensaba en la SGAE aplicándole el cánon al juglar. Pensaba en Cervantes escribiendo desde una cárcel con su munón roto, en Wilde, en Pizarnik escribiendo desde un sanatorio... ¿pensarían ellos en cuántos ejemplares iban a venderse mientras escribían?
Pepo, apenas te conozco, y quizá si estuviera en tu lugar estaría tan cabreada como tú. Quizá, no: lo estaría, eso ténlo por seguro, cada cual en su frecuencia: pero ya has conseguido tu objetivo, Batania ha quitado los poemas... ¿necesitas ir más allá?¿necesitas el consentimiento de todo el mundo para tu cruzada?¿necesitas llegar hasta el punto de pillarte una úlcera por "el caso Batania"? Y lo que me gustaría saber, ¿tú también piensas que la defensa por la cultura implica sí o sí la compra de un libro?
Yo no, porque si fuera así, créeme que nunca hubiera llegado a escribir, nisiquiera a estudiar en una universidad (y gratuita). Tengo en mi pequeña biblioteca de España unos 200 libros, el resto están en Argentina. Físicamente, es lo que hay. El resto se lo debo a las bibliotecas y al interneto, pa qué mentir.
Pero sí que hay algo que también es verdad, y es una gran verdad: en algún momento Bartleby apostó por mí para publicar, y eso hay que valorarlo, y mucho. Cuando todos me pedían de 1500 a 3000€ que por supuesto no tengo, Bartleby no me ha pedido un solo duro para publicar. Sería una verdadera pena que, más allá de mi libro, el proyecto Bartleby dejara de existir por culpa del puto dinero. No debe ser fácil conciliar una apuesta cierta por la cultura de verdad con un circulante que va y que viene y tener que entrar en batallas legales que, en definitiva, Pepo, te harán perder energía y pasión y desvirtúan el objetivo. Todo lo demás sólo sirve para perder los papeles, los tuyos y los de apuestas valiosas que se duelen con esto (ya hay algunas que han escrito por aquí). Una lástima.

Lola Torres Bañuls dijo...

Pues yo comprendo el enfado de Pepo porque colgar 40 poemas de un poemario es demasiado. Y además colgar poemas sin permiso es ilegal.
Lo comprendo porque el editor arriesga su dinero en una publicación. Tiene unos derechos de autor. Y me consta que es mucho dinero y mucho trabajo. No sólo es publicar, es encontrar la distribución adecuada y muchas cosas más que seguro desconozco.
¿Y si por casualidad la editorial decidiera montar el negocio con libros en Pdf pagando una cantidad para llegar a más gente? Ya no podría hacerlo porque estando de gratis quién iba a comprar ese pdf. Esto es un ejemplo que me surge.

Tal vez no sean tantas ventas lo que pueda perder el editor. Pero como he dicho antes es un tema legal, los derechos de autor existen. Estemos de acuerdo o no lo estemos.

Por otra parte opino que no sería necesario denuncia alguna, simplemente con quitar los poemas del blog suficiente. Siempre buscando un entendimiento antes de llegar a la justicia. Sobre todo porque pienso que el bloguero seguramente no habrá hecho esto con intención de beneficiarse ecónomicamente y claro es complicado pensar que pueda terminar en los tribunales.

En otro orden de cosas si se llega a los tribunales esto puede resultar un cambio brutal en el tema blog. ¿Quién se atreve a publicar algo ajeno?
es un tema que puede dar que hablar.

Tenía yo un pequeño blog con algunos poemas sacados de mis lecturas y precisamente reflexionando sobre el tema y no sabiendo el alcance de publicar un poema ajeno en mi blog, lo cerre literalmente. Esto fue hace aproximadamente un año. El blog solo me duro 3 meses.


Un saludo.

Bartleby Editores. 1998-2008: Diez años creando lectores dijo...

Mayte (no te conozco): cuando hipoteques tu casa para financiar la edición de libros me cuentas lo que te parece que un tipo suba 70 poemas tuyos a su blog. Un saludo,

Pepo Paz

Bartleby Editores. 1998-2008: Diez años creando lectores dijo...

R.A.B. lo que verdaderamente me ha acabado por mosquear es que el tono de perdonavidas que ha utilizado este señor en su blog. Mi primera aproximación fue la que he mostrado en público: respetuosa y, sobre todo, privada. Lo que me hizo escribir ayer y hoy sobre el tema en el blog han sido sus dos entradas. Yo, para financiar la tarea de editar libros de poesía de autores españoles y, también de las traducciones, he optado por un camino que pretende salvaguardar nuestra forma de trabajar con independencia. Me he hipotecado a cuenta de estos libros. Y no tengo porqué discutir sobre la naturaleza de la difusión de los contenidos en internet. Lo único que pido es que no me tomen el pelo: la gente es libre, puede comprar o no nuestros libros pero lo que no puede es esperar que me quede de brazos cruzados cuando un señor sube 70 (SETENTA) poemas a un blog. No se trata de evaluar si el pillaje de los poemas afectó o no a nuestras ventas: lo que yo dije y sigo manteniendo es que subir los poemas es ILEGAL. Les guste a sus amigos o no.

Marc dijo...

Es acojonante como algunos defienden utilizando los argumentos más peregrinos lo que ha hecho este tío, mirando al editor como si fuera el tío Gilito y Neorrabioso el salvador de la cultura internauta o el robin hood que tanto necesitábamos.

¿Por qué no en vez de leer el tono educado de Pepo Paz se lee lo que ha escrito este tío? Resumo:

Veo delirios de grandeza y ganas de mucha publicidad y medios: "esta noche me ha dado por fantasear un poco. Imaginaros. Batania recibiendo una denuncia. Batania publicando en su blog la denuncia. Batania reivindicando la libertad de expresión y sacando declaraciones de la UNESCO con la intención de confundir al personal sobre lo que es simplemente un delito..."

Autosatisfacción en el delito: "Os dejo aquí los enlaces a todos los libros Bartleby que he saqueado y que podéis copiar entre hoy y mañana; la madrugada de este jueves día 3 de diciembre sólo quedarán cinco poemas en cada uno."

Luego se hace la víctima, muy propio de narciso, diciendo que ve "amenazada su existencia blogger". Más victimismo sentimentaloide en: "Quizá esta entrada sea la última que escribo aquí (que me dejan escribir)." Es verdad. A esta hora estás en la Audiencia Nacional declarando ante el juez Garzón. Pobrecito. Eso sí te pondría.

También hay perlas que definen la estatura moral y el grado de madurez de este hombre: "no quiero manchar mis blogs con el nombre de esa editorial."

Y luego conenta que 50 lectores y 100 lecturas al día no habrían hecho daño a nadie. Eso son 18.250 lectores al año y 36.500 lecturas. Si se piensa en cuales son las tiradas de poesía de los libros a lo mejor se ilumina y piensa que sí se puede hacer mucho daño a los demás a costa de la promoción de su blog y de la promoción de su persona (no hace falta que hayas ganado dinero para que se vea que has sacado un enorme provecho del blog gracias al trabajo de otros).

También podemos hablar de prepotencia: hablar de los correos recibidos en apoyo, contarlos como si fueran monedas, escribir que dicen que Él hace más por la cultura que Bartleby...Endiosamiento, otra vez el narciso.

Falsedad y más prepotencia cuando dice: "Tiene que ser muy duro escribir una entrada para concitar la solidaridad general y no convencer ni a los propios parroquianos." La parroquia está bastante dividida. Otra cosa es que tus parroquianos sean tan tan buenos amigos tuyos. Y que quizás tengan más tiempo para dedicarlo a tantos blogs.

Victimismo de nuevo cuando escribe que reconoceré ante el juez su delito, no pasa nada, es la respiración, la libertad. ERES DIOS, tío, y nosotros sin saberlo.

Termino con una nueva perla de la estatura ética del héroe: "Ya borré los siete libros famosos de Bartleby. He mirado otra vez el blog y apenas se nota su ausencia. Me queda claro que no estaban a la altura: esos libros sobraban"

El personaje se retrata solito con sus aires, su prepotencia y su egocentrismo. La cultura es otra cosa que robar el trabajo de los demás y repartirlo gratis para ampliar nuestra red de contactos y colegas, y que todos nos sonrían y nos besen el culo.

Mascaró dijo...

Algo es incuestionable: reproducir libros sobre los que alguien ha pagado derechos, es delito.
Y si encimna me burlo porque me reclaman, en lugar de pedir disculpas y enmendar el error, ya soy un delincuente con todas las de la ley.
Y difundir cultura, que por supuesto es algo muy loable, de ningún modo justifica el delito, por buenas intenciones que se tengan (que no estoy seguro de que Batania no gane nada con su blog, que tiene sus avisitos).
Es el mismo tema que Polansky: si, violar a una menor ez un delito, pero Polansky es un gran artista.
Clato, la cosa es complicada: a todos nos gusta internetear y hurgar en los blogs con contenidos literarios y que reproducen libros.
Es una forma de enterarnos. Hay otra: ir a una librería, sentarse en los cómodos sillones, agarrar un libro y enterarnos de si nos interesa o no.
Es más cómodo Internet, para qué negarlo. Lo podemos hacer en pijama sin afeitarnos y sin salir de casa.
Pero enterados de que somos cómplices de un delito, ¿lo seguimos apoyando?
Es como el que fuma cigarrillos de contrabamndo y uno se lo reprocha y nos contesta: "pero si no los compro yo, igual los va a comprar otro"
Nada. Tenemos que ser honestos y decirle a Batania: "estuviste mal copiando, y peor burlándote ante el reproche".
Y Pepo, seguí en la tuya, que es el camino correcto, aunque el más difícil.

la palabra en cierne dijo...

A todos nos gusta que nos propaganden. El evento de fulano; el evento de mengano. Fragmento del libro de tal y pascual.
Eso da energía a eventos y presentaciones de, dejémoslo, en escritores.
Ya somos mayores para saber qué es internet; qué celebraciones de este tipo hay doquier, en Madrid por ejemplo. Pues que se respeten los espacios en los que cada uno es libre de ocupar o desalquilar.
Una editorial es una editorial, joder.
La leche materna no se mama a los cuarenta y pico años.

kokotera dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo, Pepo Paz, y eso que yo siempre 'robo' un poema de los libros que puedo, tengo o me gustan para anunciarlos en Isla Kokotero, o para dar noticia (siempre con los enlaces correspondientes), pero, como bien explicas y argumentas, no es lo mismo 'saquear' un libro que reproducir un poema (o hasta cinco como dices tú).
Un abrazo grande y que viva Bartleby, con sus editores, autores y traductores imprescindibles.

Carmen López Iglesias dijo...

Acabo de conoceros a todos, dos grandes escribientes (veré si me afirmo cuando más os lea), Mayte Sánchez y R.A.B, y este pobre editor que llega ¡hasta hipotecar su casa!, todo por ver traducida a papel a gente como R.A.B, no sé si a Mayte, y ésta que buceando por su trabajo veo que realiza una revista literaria que también ofrece en papel y que pone a disposición de librerías, Y SEGURAMENTE NO LO HARÁ POR AMOR LA ARTE DE EDITAR O POR MEDIO GRATUITO; acabo de conoceros, y la única posición correcta en esta disputa (¡y no es que la cultura valga "una suma de dinero"!, aunque siempre se la presentó así, ¡sino que cada cual tiene derecho a comer de su trabajo --parece mentira, vosotras escritoras-- de su esfuerzo! LO QUE NUNCA JAMÁS HEMOS HECHO TANTOS) es la de quien reclama el derecho a comer de su trabajo: ¡y encima editar a otros hipotecando hasta su casa!
NO ME PARECE BIEN QUE SE DIVULGUE COPIANDO, SINO DANDO A CONOCER LOS NOMBRES Y LOS TRABAJOS. ¡Yo tampoco tuve jamás un puto euro, duro, soy del duro tan duro que sólo pesetas eran, y siempre me compré mis libros prescindiendo de botellones y otros revolcones o discotecas! Hay que tener criterio para elegir. Sobre todo cuando se publica también en papel (o en blog, que pueden ser incluso plagiados sus contenidos y ni siquiera con tu nombre) Y MÁS CUANDO A UNA LE HICIERON EL GRAN FAVOR DE PUBLICARLE, NO TENIENDO UNA QUE HIPOTECAR SU PROPIA CASA, O VIDA, SINO HACIÉNDOLO GRACIOSAMENTE EN TU NOMBRE, OTRO.

El Toro de Barro dijo...

Querido Pepo: conozco tu trayectoria desde hace bastantes años, sobre todo desde que Manuel Rico sacó su antología de poetas catalanes que escriben en castellano. Por lo demás, también soy editor, aunque la editorial que llevo entre manos -El Toro de Barro- está esencialmente centrada en la poesía, y carece de una proyección en el mercado que le permita sobrevivir con más holgura. Pienso que, más que quejarnos de los hallazgos que nos proporcionan las nuevas tecnología, debemos trabajar para que esas nuevas teconologías -los blogs, por ejemplo- acaben por vernos a los editores como hechos imprescindibles. Comprendo tus palabras, y las comparto casi en su integridad, pero hay batallas que no se pueden ganar sino con astucia. En este sentido, las copias ilegales de poemas de algunos poetas que he editado a mí me ha facilitado las cosas en la difícil hora de vender libros. En lo que a mi respecta, los blogs han ayudado mucho a difundir la obra de los poetas que han salido bajo el paraguas de El toro, haciendo el trabajo que muchas veces los distribuidores no pueden o no quieren hacer.
Un fuerte abrazo
Carlos Morales

Mayte Sánchez Sempere dijo...

A Carmen López, por alusiones...

Si, la revista la hice por amor al arte, no cobré ni una sola de las horas que me llevó hacerla (y que fueron muchas) y es gratuita, tanto en su versión digital como en su versión en papel.

Por lo demás, un día de estos explicaré con mayor claridad mi posición con respecto a este y otros temas, que nunca ha sido la defensa de la ilegalidad sino de la razón.

Eso si, aclaro en voz bien alta que NO TENGO NADA CONTRA LOS EDITORES EN GENERAL, como no lo tengo contra los bomberos, los actores, los camareros... Tengo eso si una visión del mundo editorial que se abre cada vez más a nuevas maneras de hacer. Pero insisto, ya lo explicaré mejor.

Un abrazo

Archivo del blog

Datos personales

Si estás interesado/a en saber más sobre nuestros libros visita la web www.bartlebyeditores.es

Visitas